Retazos conectados

Escritos de Diego Bartolomé para acompañar a la vida

Patricia Muñoz Piedrabuena


Desde que ganó el premio Sabadellenc 2008 de la Jove Cambra sigo las evoluciones de esta mujer de sólo 26 años, apasionada del arte y de la cultura, con un currículum apabullante. Licenciada por partida doble (Bellas Artes y Humanidades) con dos másters (Gestión Cultural y Estudios de Asia Oriental, en curso), lo verdaderamente espectacular es que empezó su formación artística a los ocho años, y a los dieciocho ya exponía sus obras. Ahora, además de su propia galería de arte, colabora con la Fundació Tàpies, representa al museo MoA de Miami a nivel internacional, y al museo LAM de California a nivel nacional, entre otras actividades de esta polifacética emprendedora.

Patricia lucha con optimismo para conseguir sus sueños, y eso la lleva a tomarse la vida como una sucesión de experiencias que tiene el fin de alcanzarlos, sin fracasos hirientes ni victorias en sentido amplio. La satisfacción de su primera exposición, de su primer reconocimiento o de su primer evento no son comparables a los éxitos que han dejado en ella una marcada huella: el Premi Sabadellenc 2008 y la apertura de su propia galería de arte en dicha ciudad en 2010. En esta vorágine en la que está inmersa, equilibrar su vida personal y profesional es lo que se antoja más complicado. En el pasado, ha tenido épocas de demasiado foco en su vida personal y también de excesiva dedicación al trabajo, ni una ni otra son saludables, dice.

Con valores fuertes, modelada por la constancia y tenacidad de sus padres y perfilada por el gozo de cada momento y detalle de su abuelo materno, su consejo para emprendedores es disfrutar a cada instante de nuestra vida, yendo hacia lo que desees de forma honrada y justa para uno mismo y para los demás. Y quizás por eso, su mejor momento del día es el propio día completo, del que disfruta tanto con sus pasiones laborales como con una buena conversación relajada con amigos. Así, no puede ser de otra forma, todas las personas que han pasado por su vida le han inspirado positivamente en algún ámbito.

Organizada y creativa, cuando se escapa elige siempre la naturaleza, ya sea cerca (Montserrat), un poco más lejos (playa o cualquier masía), o a rincones lejanos como la India, el Tíbet o Egipto, entre otros destinos que emanan vida. Entonces, nunca se decanta por las efervescentes París, Londres o Nueva York, ya que las visita frecuentemente por trabajo e intenta separar las múltiples facetas de su polihédrica vida.

Si volviera atrás, no cambiaría nada de lo vivido, con sus buenos y malos momentos, pues precisamente son los que hacen que Patricia sea como es.  Quizás, eso sí, se despediría de personas de las que no se pudo despedir como ella hubiera querido, para cerrar heridas perdonadas hacía tiempo … La vida sigue, y con ella se acorta el camino a los sueños.

El suyo, continuar siendo feliz con su vida, lo que significa también que su galería y todos sus proyectos continúen siendo un éxito magnífico, como hasta ahora. Sin atisbo de duda, su sueño es su vida.

¡Fuerza y suerte!

Written by Diego Bartolome

28/09/2010 at 12:28

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: