Retazos conectados

Escritos de Diego Bartolomé para acompañar a la vida

Francesc Font, socio fundador de gimage


Con menos de 30 años, lleva ya más de cinco en gimage, empresa que se dedica a los canales de comunicación digital, implicando en el equipo a más de 40 personas de media y haciéndolas partícipes de los éxitos de la compañía.

Recuerdo que hace ya más de dos años y medio me sorprendió leer en Expansión sobre una compañía tecnológica impresionante en Sabadell que no conocía, y por ello decidí contactar a Francesc para tomar un café y compartir experiencia emprendedora. Accesible, desayunamos en el Art Bo de Sabadell de la Ronda Zamenhof, y pude percibir su know-how empresarial y su buen hacer, que también transmite en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) a futuros graduados en Administración y Dirección de Empresas.

En su casillero aún no se encuentra un fracaso empresarial, sino sólo pequeños errores por los que ha pagado a veces altos precios, aunque gimage es claramente un éxito. Hay pocas personas capaces de crear una empresa de esa dimensión, y seguir entusiasmado con el día a día, haciéndola crecer todavía más y generando empleo de calidad. Sabe, en cualquier caso, que el primer fracaso llegará, porque está en el ADN de todo emprendedor, pero sólo será una forma de aprender todavía más, un paso más en el camino hacia el éxito.

Lo aprendido en el tiempo desde la fundación de gimage, tanto lo bueno como lo malo, es su mayor de las victorias. Refleja así su naturaleza emprendedora persistente que le hace ser capaz de enfrentarse a cualquier reto dentro o fuera de gimage, como el xtreme running Costa Brava que completó este año, más de 100km en 3 días. Quizás la lección más importante que le ha enseñado este tiempo es que no hay que confundir la realidad del mercado con nuestras creencias sobre ella. Demasiadas veces nuestros sueños no nos dejan ver la realidad, dice, y para solventarlo, no hay que dejar nunca de preguntar, preguntar y sintentizar la información es la clave para llegar a mercado con éxito. Los emprendedores tienen que saber escuchar y aprender. 

En su mejor momento del día, recién levantado y debajo de la ducha, ordena la mente y piensa en nuevas ideas que llevar a buen puerto, quizás porque dentro de gimage, tiene la suerte de poder emprender nuevos proyectos. Con el optimismo y madurez que demuestra, intenta cada día hacer partícipes de su sueño a todos sus colaboradores, que sientan que el éxito es sobre todo gracias a ellos, la ejecución cuenta más que la idea. Para crear y mantener este poder del grupo en la consecución de un objetivo, ha aprendido a delegar y a compensar los éxitos, aunque quizás lo más importante es que intenta siempre estar cerca de las personas más allá incluso del terreno profesional.

Sigue a muchas personas, sus referencias, especialmente a aquellas que tienen ganas de mejorar y compartir, y que hacen de ello su éxito personal y profesional. El emprendedor siempre quiere ser mejor, pero a veces, el compartir es algo que se olvida rápidamente. Sin embargo, compartir es la base de una sociedad más próspera y comprometida.

Estoy convencido de que dentro de pocos años él será una referencia para emprendedores, ya que su sueño es poder dedicarse a ayudar a nuevos emprendedores a hacer realidad sus proyectos, sus propios sueños, aportándoles su experiencia. Quizás desde su lugar para escaparse, L’Empordà. Todo llegará.

¡Fuerza y suerte!

Written by Diego Bartolome

31/08/2010 a 08:13

A %d blogueros les gusta esto: