Retazos conectados

Escritos de Diego Bartolomé para acompañar a la vida

Lídia Roca, de Criteria Comunicació Digital


Lídia, Licenciada en Publicidad, emprendedora antes que empresaria, es la fundadora de Criteria Comunicació Digital, y apasionada de su vida, que la ha moldeado en lo que hoy es, con sus aciertos y sus fallos. Todo suma para evolucionar de forma persistente hacia su grandes sueños, plena efervescencia creativa en su caso, como veremos. En el camino, sólo pasos hacia lo que es hoy, ni fracasos ni victorias destacables frente al resto, lo que creo que denota felicidad en mayúsculas con su vida.

Eso sí, ha aprendido constantemente, lo que le permite aseverar que no se arrepiente de nada de lo que ha hecho, todo la ha conducido hacia su primera victoria y la más importante, haber llegado donde está ahora. En cualquier caso, el mayor error que cree que otros no deberían cometer es trabajar 365 días al año y 24 horas al día, puede pasarte factura en todos los aspectos de la vida. Todo tiene un límite y hay que dedicarse tiempo a uno mismo. Para evitar su tendencia naural a pensar constantemente en su empresa, la libreta es una de sus técnicas, donde fluyen las ideas, pero sobre todo, le sirve para decirse: Vale Lídia. Ya está. Hoy es domingo. Lo tengo apuntado y mañana me lo miro.

Sus claves para el éxito, persistencia, no ponerse límites infundados y pedir consejo a gente con experiencia, conservando siempre la flexibilidad para cambiar y adaptar la idea inicial a aquello que el mercado nos dice que necesita. Para ello, los ojos bien abiertos sin dejarse ofuscar por puntos de no retorno, leer mucho para estar informado, y pensar … Quizás también le sirve su energético sábado por la mañana, donde con música de fondo de The Divine Comedy o Rufus Wainwright, disfruta de un zumo de naranja natural, tostadas, café y periódico, seguro que muchos hemos tenido pequeños placeres así para fortalecernos.

Con una actitud de aprendizaje constante y de descubrimientos sorprendentes, se inspira en muchas personas que se cruzan en su vida, tanto la profesional como la personal, quedándose con aquellos retazos buenos de unos y de otros para extraer a la mejor Lídia, que cuaja cuando se escapa a cualquier zona de montaña para desconectar y coger aire.

Si pudiera de nuevo empezar, volvería a hacer todo lo que hizo, con los mismos errores y los mismos aciertos, para ser tal y como es ahora. Quizás sólo cambiaría el poder dedicar el 100% de su tiempo a lo que le apasiona, nuevas ideas y proyectos innovadores, crear, en definitiva. Pero la creación requiere tiempo que ahora tampoco puede dedicar ni a estudiar, escribir, hacer el doctorado, retomar su participación en su grupo de teatro, o a un largo etcétera de pasiones latentes deseando (re)emerger de su interior. Los sueños te abrazan cuando menos los esperas.

¡Fuerza y suerte!

Written by Diego Bartolome

09/10/2010 a 00:01

A %d blogueros les gusta esto: