Retazos conectados

Escritos de Diego Bartolomé para acompañar a la vida

La Sandra Gard, de Golden Quads


Sandra ganó el primer premio en el año 2006 del Concurso de Emprendedores del Sector turístico del CETT con su proyecto Golden Quads, justo un año antes que mi empresa cuando estábamos enfocados al sector turístico. Cuando la conocí, mientras hacíamos las presentaciones ante el jurado en 2007, enseguida me di cuenta de que es una de esas personas con energía sin freno, todo terreno y que no tiene límites. Ella se define como inconformista, luchadora, ambiciosa que cree fervientemente en la mejora continua y en la superación constante. Y sus actos lo reflejan.

Técnica en Empresas y Actividades turísticas y Máster en Dirección Hotelera con más de veinte años de experiencia en servicios relacionados con el ocio y la diversión, en 2005 fundó Golden Quads, que está superando los tiempos revueltos en el turismo con innovación y tenacidad, aunque sobre todo, con un excelente servicio al cliente. Al final, el servicio al cliente es lo que puede dar un valor añadido no sólo en el turismo, sino también en todos los sectores con alta competencia y poco poder del proveedor. También difunde este conocimiento profundo formando en marketing y atención al cliente a autónomos y pymes.

Su primer fracaso dentro de su actual empresa, fue seguir sólo a su intuición (y no a un plan de negocio) para ofrecer servicios en el mercado infantil, que no tuvo al inicio la acogida esperada. Sin embargo, eso le sirvió para mejorar y adaptarse al ese público, por lo que ahora tienen nuevos e interesantes proyectos para ofrecer durante la Semana Blanca para casals y esplais. Con su energía y ganas de emprender, no descarta más fracasos en el futuro, son los que sirven para aprender, como su victoria más lograda, la experiencia que está viviendo, inmejorable también para descubrir partes de ella que no conocía.

Su mayor acierto, envolver a los demás con esa pasión por lo que hace que la acompaña allí donde va, creyendo en ella y en lo que dice, aunque con empatía, siempre poniéndose en la piel de su interlocutor. Optimista por naturaleza, su mayor error ha sido pensar que lo bueno es eterno e inmutable, pero no tardó mucho en darse cuenta que la vida es puro movimiento, y para alcanzarla, no hay que quedarse quieto.

De vez en cuando, para un momento de sumergirse en esos caminos del Empordà por los que se pierde por la mañana temprano, y se escapa a sus clases de Hip Hop donde se esfuerza al máximo y disfruta en equipo. Pero para alejarse de todo de verdad prefiere cualquier lugar del mundo con su pareja y sus hijas, con las que quizás, si volviera atrás, pasaría más tiempo sobre todo cuando eran bebés.

Inspirada últimamente por Seth Godin, sueña cada día con ser mejor en todos los aspectos, gracias a aprender de los numerosos errores que cometemos, disfrutando de la vida a cada instante. Por eso, en cada momento de su ascensión, Sandra tiene fuentes de las que bebe procedentes de diversos ámbitos, en función del momento y del lugar, pero el fin es siempre el mismo: exprimir el día y hacerlo suyo para siempre.

¡Fuerza y suerte!

Written by Diego Bartolome

02/11/2010 a 18:19

A %d blogueros les gusta esto: