Retazos conectados

Escritos de Diego Bartolomé para acompañar a la vida

Sandra Adrubau


Cuando empiezas a escribir sobre perfiles de emprendedores, los hay atentos y veloces y te escriben para que les dediques algunos minutos de tu tiempo. Eso es lo que hizo Sandra Adrubau, de 35 años, propietaria de una empresa que se dedica al diseño, fabricación y venta de textiles para el hogar, bebé/puericultura y bisutería y complementos. Y la verdad es que hace ilusión.

Licenciada en Dirección de Relaciones Públicas y Marketing, tiene ahora 35 años, pero creó su empresa hace ya ocho, cuando después de trabajar varios años para otros, vio que había una oportunidad que no podía desaprovechar. En un primer momento, creyó que todo iba a ser más sencillo, pero con constancia e integridad ha podido sortear todas las dificultades hasta la fecha. Las suyas, porque cada uno se enfrenta a situaciones diferentes, y lo que para unos es un acierto, para otros puede ser un error o a la inversa, considera, la propia experiencia es lo que nos hace evolucionar y aprender.

Su primera victoria, su primer cliente, el que llena más de satisfacción a cualquier emprendedor, por eso quizás no tiene un momento mejor del día, lo son todos, cuando consigue sus pequeñas victorias, tanto en la empresa como en su vida.  Aunque no es su única fuente de inspiración, en el terreno profesional intenta seguir el camino que le inspira Rosa Clará, empresaria catalana, que empezó de cero y crece continuamente, además de haber conseguido con sus diseños un elevado reconocimiento internacional.

Esta políglota – habla catalán, español, inglés, italiano, francés y alemán – combinó durante la carrera sus estudios con trabajos como azafata y traductora en ferias y congresos, dentro y fuera de España, y no cambiaría nada de ese pasado, haría lo mismo que ha hecho hasta ahora, para volver a ser ella como es. Sin autoconfianza un emprendedor no llega a ningún sitio, y en particular no se consiguen los sueños.

Para escaparse elige Mallorca, lugar desde done sueña que su proyecto siga creciendo por muchos años, dentro y fuera de nuestras fronteras. Seguro que lo hará.

¡Fuerza y suerte!

Written by Diego Bartolome

30/11/2010 a 18:39

A %d blogueros les gusta esto: