Retazos conectados

Escritos de Diego Bartolomé para acompañar a la vida

Isak Andic, de Mango


Ayer asistí a la comida organizada por la AIJEC con el fundador y principal accionista de Mango, Isak Andic, que ocupa la posición 159 en la lista de los más ricos del mundo según Forbes, segunda fortuna de España. Fue muy interesante y un empujón de energía para emprender. Además, un placer reencontrarme con Marc BonaviaJosep Alberti, Àlex Duran, y Marcel Medina, además de desvirtualizar a Josep Torres y a Marta Martí.

Me quedo con sus ingredientes para el éxito empresarial, entendido como llegar adonde él se encuentra ahora: hambre, ambición, trabajo y velocidad, entre otros. Parafraseando a Jobs con su stay hungry, stay foolish, cuenta Andic que eso el el primer paso necesario, ganas de hacer cosas, de seguir tu camino, de ponerte tus propios retos. No te rindas nunca, el hambre te hará avanzar. Va ligado a la ambición, buena y necesaria, de conseguir algo mejor. Comentó que se va poniendo retos, y a medida que los va alcanzando, se marca el siguiente para no ir hacia abajo. Cada vez más importantes y superándose en el día a día.

Aunque lo verdaderamente esencial para él es el trabajo, trabajo, trabajo, y … trabajo, trabajo, trabajo. Empezó a los diecisiete años trabajando siete días a la semana innombrables horas al día, y poco a poco ha ido reduciendo su ritmo porque ha logrado rodearse de un gran equipo. Ahora ya disfruta de los fines de semana y de algo de vacaciones navegando o esquiando. El equipo es esencial, rodearse de gente preparada y mejor que uno mismo, e implicarlos en la compañía. En su caso, la cúpula directiva es socia de la empresa, y eso hace que siempre haya alguien que tire del carro. Crear un ecosistema que se retroalimente y haga que la compañía siga como un cohete hacia adelante. Además, él come con su equipo directivo cada día, lo que hace que los problemas se solucionen rápido y no haya que esperar al Consejo mensual.

Es imprescindible avanzar con rapidez, el mundo está hecho para los que van rápido y se suben a los trenes que siempre pasan, aunque algunos lo ven y otros no. Oportunidades hay siempre, es necesario verlas y luchar por ellas. Algunos no las verán nunca. Él, tanto antes como ahora ha batallado por conseguir las mejores ubicaciones, y esta época no es diferente, el mundo sigue hacia adelante. Además, la situación hace que pueda conseguir mejores productos o servicios a menor coste, y eso, en su caso, hace que aumente el beneficio de la empresa. Para avanzar, él suele decir las cosas en público, así se asume como un compromiso dentro de la empresa. Su gente le toma en serio. Llegarán lejos.

Me gustó mucho cómo hicieron la expansión internacional. En cada país objetivo, pusieron un responsable que tenía un sueldo bajo, con incentivos por aperturas de tiendas. Eso hizo que rápidamente crecieran el número de puntos de venta, en retail es clave tener el control sobre él, sino te dejan fuera cuando quieren, y le obligó a generar la estructura que lo soportara en la central catalana. Cientos de personas. Es partidario de sueldos iniciales bajos más incentivos por objetivos, así, la gente hace equipo y se avanza a velocidad de vértigo. Gran verdad, es algo que implica y conlleva que ganen o pierdan todos en función de la marcha de la empresa.

En fin, una gran lección recibida. Conocer de primera mano experiencias de éxito como esta no tiene precio.

Written by Diego Bartolome

24/03/2011 a 07:30

A %d blogueros les gusta esto: