Retazos conectados

Escritos de Diego Bartolomé para acompañar a la vida

Posts Tagged ‘política

No entendemos los motivos …

… ayer estaba pensando un poco en los recortes de los distintos gobiernos en gasto/inversiones, además de en algunas prestaciones sociales y otras tantas medidas que estoy seguro que son más necesarias que nunca. Con tanto despilfarro acumulado por las administraciones públicas de todos los colores durante la bonanza, no hay más remedio, eso lo entendemos todos, pero quizás las formas han fallado.

En teoría, los políticos son líderes, y como tales deben actuar. En el imaginario colectivo existe la creencia de que durante estos años, muchos se han enriquecido a costa de todos, y se han generado burbujas por su propia ansia de crecimiento no fundamentado. Eso impacta en las decisiones que puedan tomar ahora, los primeros que se tienen que apretar el cinturón son ellos. La cuidadanía, de otra forma, no lo entiende.

Aunque hay otras acciones probablemente más prioritarias, quizás el proceso más adecuado para enderezar el rumbo del barco en el gasto hubiera sido el siguiente:

  1. Rebajarse el sueldo significativamente, no estamos hablando del 5% o 10%, sino del 50% o más. Dando ejemplo se consiguen más cosas. Y después, ligar lo que cobrarán a resultados.
  2. Disminuir el número de altos cargos, cargos de confianza (alias amiguetes), personal contratado, etc, para reducir el gasto corriente y mejorar la productividad de la administración.
  3. Evitar consumos excesivos en material de oficina, aire acondicionado, calefacción, etc. Quedarnos con lo necesario, p.ej no hace falta que nos congelemos en verano.
A partir de aquí, y una vez completadas estas acciones con éxito, todos los recortes, absolutamente necesarios, hubieran sido mejor vistos … En fin.

Written by Diego Bartolome

02/09/2011 at 11:43

La competitividad

El modelo de Adam Smith a finales del siglo XVIII especifica que las naciones se especializan en lo que tienen ventaja absoluta en costes, extendida más adelante por David Ricardo (1817) con la teoría de la ventaja comparativa, son los fundamentos del comercio internacional. Además, ya  Heckscher y Ohlin determinaron que dicha especialización de los países se debe a la dotación de factores que existe en el territorio, y a partir de ahí podemos extender el modelo con teorías sobre el ciclo de vida de producto, economías de escala, etc.

Pero la referencia actual la tiene Porter con su libro La competitividad de las naciones, donde identifica las variables para que las empresas nacionales sean líderes en los mercados ya globales: condiciones de los factores, condiciones de la demanda, sectores afines y auxiliares, estrategia, estructura y rivalidad en las empresas, que junto con el azar y el Gobierno conforman su famoso diamante. A partir de aquí, se pueden extender estos modelos para decidir hacia donde van los recursos.

Sobre los factores, es conveniente invertir en aquello que nos proporciona ventaja competitiva y requiere altas barreras de entrada. Como las decisiones a largo plazo conllevan costes a corto que no todos están dispuestos a soportar, si invertimos en, sobre todo, economía del conocimiento y eficiencia y rapidez del capital, ganaremos a la competencia. Cuidado en este aspecto con las decisiones erróneas, el invertir por ejemplo en reformar calles no implica mejora de infraestructuras y de competitividad del país o ciudad, es dinero tirado a la basura. Y el dinero para educación se puede desgranar de demasiadas formas, la omniprensencia de centros educativos tampoco suele ser una buena opción si el mercado no está preparado para ello.

En cuanto a la demanda, se puede comprobar en países como Japón o Estados Unidos que es una parte muy importante del modelo productivo. Para que dicha demanda se oriente a productos de valor añadido, hay que incidir en la educación, en evitar el derroche, incentivar el ahorro, y reflexionar sobre las decisiones de inversión y gasto. Además, la demanda hará competitiva a la indsutria y de forma natural se internacionalizará. Seguro que en este aspecto nos viene a la cabeza la omnipresencia de Porsche Cayenne en las carreteras y ciudades españolas de hace unos años …

En cuanto a las características de la industria, sólo se puede ser potente con foco, en ese caso, implica la presencia de sectores afines y auxiliares a una industria líder, porque los costes de externalizar o tener lejano aquello que necesitas son elevados. Es prioritario trabajar unidos en clústers, a escala macro, no local. Además, la presencia de líderes genera competencia y rivalidad entre empresas, lo que, despreciando los costes sociales a corto plazo, conlleva un liderazgo más fuerte a nivel internacional a largo plazo.

Pero en todo ello, el Gobierno tiene la palabra para decidir en qué invierte y coloca los recursos, con lo que tenemos una paradoja. Unos miran al corto plazo (4 años) y las empresas a largo plazo, en garantizar la supervivencia y el liderazgo en el futuro. Sólo la política que crea las condiciones adecuadas para que sus empresas logren ventajas competitivas a escala global es la adecuada, y esto implica, entre otros,  la apuesta real y el apoyo financiero a la I+D de pymes en tecnología punta, y la regulación avanzada que fomente la I+D (p.ej. células madre), con poco intervencionismo estatal en la regulación de los mercados y la competencia.

A partir de aquí, sólo nos queda que el azar nos acompañe, pero lo que está claro que antes los deberes deben estar bien hechos …

Written by Diego Bartolome

28/07/2010 at 09:46

Coste de oportunidad

Llevo dando vueltas bastante tiempo a este concepto, pues es lo que determina consciente o inconscientemente las decisiones de las personas. Decidimos emprender un camino, dejando otros de lado, y lo hacemos en base a motivos racionales o irracionales que nos mueven … En nuestra vida vamos viendo poco a poco cómo el tiempo se acorta, pues pasar de vivir en casa con los padres, a estar en pareja, vivir en pareja, ser padres de un hijo, de dos o más, y los siguientes pasos, conlleva una reducción del tiempo disponible y no se puede hacer todo, hay que elegir. Cuando abrimos una puerta, estamos dejando atrás otras.

Emprendiendo, el foco es clave, y por más que cueste de entender a los especuladores, la base es la rentabilidad y supervivencia de la empresa en el largo plazo. Muchas veces tenemos que escoger qué tenemos que hacer y qué no. Aunque nos reporte algo de ingresos a corto plazo, quizás lastra el foco y la creación de valor posterior. Los americanos lo tienen muy claro y por eso funciona el mercado del capital riesgo. Aquí, muchas empresas enfocadas a producto ofrecen servicios a corto plazo para tener sustento, pero una empresa de servicios no requiere lo mismo que una de producto, y la transición posterior si llega a darse puede ser costosa. Os dejo un post de Nico Bour.

A veces, viendo las noticias de actualidad, me da la sensación que los políticos no siempre lo acaban de tener claro. Habiendo recursos escasos, y siempre lo son, el dedicarlos a un objetivo u otro puede hacer cambiar significativamente el resultado final de las políticas, y esto aplica tanto a los presupuestos como a los temas de conversación. A más dispersión, menos concreción en las cosas verdaderamente importantes. Y foco, porque hay que seguir un camino y no desviarse pese al posible mal rédito electoral. Quizás las urnas mandan a corto plazo, pero la historia pone a cada uno en su sitio.

En definitiva, hay que orientarse a actividades que proporcionen alto retorno de la inversión (ROI). Este ROI no es necesariamente económico, sino que tiene parte tangible y mucha parte intangible, de beneficios emocionales.El mix de parte material e inmaterial determina cómo somos.

[Desde Madrid]

Written by Diego Bartolome

27/07/2010 at 10:49

A %d blogueros les gusta esto: