Retazos conectados

Escritos de Diego Bartolomé para acompañar a la vida

Posts Tagged ‘start-up

Coste de oportunidad

Llevo dando vueltas bastante tiempo a este concepto, pues es lo que determina consciente o inconscientemente las decisiones de las personas. Decidimos emprender un camino, dejando otros de lado, y lo hacemos en base a motivos racionales o irracionales que nos mueven … En nuestra vida vamos viendo poco a poco cómo el tiempo se acorta, pues pasar de vivir en casa con los padres, a estar en pareja, vivir en pareja, ser padres de un hijo, de dos o más, y los siguientes pasos, conlleva una reducción del tiempo disponible y no se puede hacer todo, hay que elegir. Cuando abrimos una puerta, estamos dejando atrás otras.

Emprendiendo, el foco es clave, y por más que cueste de entender a los especuladores, la base es la rentabilidad y supervivencia de la empresa en el largo plazo. Muchas veces tenemos que escoger qué tenemos que hacer y qué no. Aunque nos reporte algo de ingresos a corto plazo, quizás lastra el foco y la creación de valor posterior. Los americanos lo tienen muy claro y por eso funciona el mercado del capital riesgo. Aquí, muchas empresas enfocadas a producto ofrecen servicios a corto plazo para tener sustento, pero una empresa de servicios no requiere lo mismo que una de producto, y la transición posterior si llega a darse puede ser costosa. Os dejo un post de Nico Bour.

A veces, viendo las noticias de actualidad, me da la sensación que los políticos no siempre lo acaban de tener claro. Habiendo recursos escasos, y siempre lo son, el dedicarlos a un objetivo u otro puede hacer cambiar significativamente el resultado final de las políticas, y esto aplica tanto a los presupuestos como a los temas de conversación. A más dispersión, menos concreción en las cosas verdaderamente importantes. Y foco, porque hay que seguir un camino y no desviarse pese al posible mal rédito electoral. Quizás las urnas mandan a corto plazo, pero la historia pone a cada uno en su sitio.

En definitiva, hay que orientarse a actividades que proporcionen alto retorno de la inversión (ROI). Este ROI no es necesariamente económico, sino que tiene parte tangible y mucha parte intangible, de beneficios emocionales.El mix de parte material e inmaterial determina cómo somos.

[Desde Madrid]

Written by Diego Bartolome

27/07/2010 at 10:49

Paul Graham

Paul Graham is one of the partners in Y Combinator, who help early stage start-ups go from the idea to the company. His webpage is really interesting for anyone involved in start-ups, so I’d like to recommend two readings:

How to Make Wealth

How to Lose Time and Money

And you can listen to him in the video below.

Written by Diego Bartolome

20/07/2010 at 13:19

Producto mínimo o máximo

A la hora de llevar la innovación al mercado, muchas empresas tecnológicas (start-ups) pecan de intentar tener un producto completo para después lanzarlo al mercado. Para ello, recurren a las subvenciones disponibles en las administraciones y típicamente tardan entre uno y dos años (sino más) en desarrollarlo por las experiencias que he vivido de cerca. ¡Pero esto no funciona! Muchas de esas empresas, otrora supuestos líderes, se han convertido en seguidores o bien han cerrado …

¿Por qué? La respuesta es clara, ¡porque no han escuchado al mercado!

No hablemos de productos disruptivos que no existían antes, sino de innovación, es decir, hacer las cosas diferentes, nuevos usos para productos, productos desarrollados en nuevos mercados, soluciones especificas para solución de problemas, etc. Cualquier innovación con componente de I+D tiene que estar ligada al mercado. La I+D tecnológica (telecomunicaciones e informática, por ejemplo) es market-driven, las necesidades no cubiertas son las que mandan en los productos, muchos más que pensar qué podemos hacer en 5 años …

Desde mi punto de vista, hay que desarrollar el producto mínimo viable, es decir, el producto que aún sin acabar, permite a los clientes solucionar un problema real y ganan respecto a lo que antes tenían. Además de aprender escuchando al cliente, permite validar la idea en el mercado. Si hay clientes dispuestos a pagar, es que estás haciendo las cosas bien, a partir de ahí, dales un tiempo prudencial de margen para incorporar lo que necesitan, y ya estarás vendiendo. Hay que tener cuidado con los productos gratuitos a clientes, no son herramientas que hay que usar a menudo, aunque sí se pueden ofrecer descuentos significativos, y siempre serán clientes preferenciales por su condición de early-adopters.

En este aspecto, las personas de desarrollo de negocio deben interactuar de forma fluida con desarrollo técnico, ya que los primeros tienen el foco en la venta rápida, mientras que los segundos intentan muchas veces ir más allá de lo necesario. Es regla conocida que el 80% del producto está acabado en el 20% del tiempo, el resto son refinamientos, mejoras, corrección de bugs, etc, y eso es mejor comprobarlo en una aplicación real que con infinitos tests internos. Por eso, la dirección general debe compensar adecuadamente el valor de la persecución de un objetivo común: la satisfacción del cliente.

Habrá pequeñas victorias, un nuevo cliente implica nuevas funcionalidades y mejoras, más trabajo de desarrollo y por tanto más tiempo, y grandes derrotas, todo aquello que creíamos que era esencial pero que nadie está dispuesto a pagar, pero el camino habrá merecido la pena porque nuestra start-up habrá dado un salto cualitativo en el camino.

Written by Diego Bartolome

12/07/2010 at 18:13

A %d blogueros les gusta esto: